Aleteia

Emergencia frío, Iglesia en Roma abierta para personas indigentes

©Osservatore Romano.
©Osservatore Romano
Comparte
Comenta

En Italia y en varios países europeos, el crudo invierno ha sido la causa del fallecimiento de varias personas sin techo

Para evitar más víctimas debido a las temperaturas bajo cero en Roma durante la noche, la Limosnería Apostolica, ente encargado de distribuir la caridad del Papa Francisco,  ha abierto las puertas de la iglesia de San Calixto en Trastévere para dar refugio a los indigentes que viven en los alrededores del Vaticano y en Roma.

©©Osservatore Romano.

La Limosnería Apostolica informó que la iniciativa comenzó el sábado 7 de enero y se benefician alrededor de 30 personas, entre italianos y extranjeros; personas que normalmente viven en la calle y no tienen donde ir.

Se trata de una iglesia antigua ubicada en la zona extraterritorial, propiedad de la Santa Sede. El templo es un lugar de culto construido alrededor del pozo donde fue martirizado el Papa Calixto I en 222. El edificio actual es del siglo XVII.

©Osservatore Romano.

La acogida está garantizada por la Comunidad de San Egidio y sus voluntarios que están presentes durante el horario de apertura y, a su vez, también en la noche.

Los huéspedes pueden cenar a partir de las 7 pm en adelante en el comedor cercano en Vía Dandolo, y luego ir a la iglesia de San Calixto entre las 8 y 9 pm. La salida en cambio es a las 8 am.

De hecho, en Italia y en diversos países europeos, el crudo invierno ha sido la causa del fallecimiento de varias personas sin techo. El caso más reciente fue el de una mujer sin hogar en Roma.

La policía italiana encontró el cuerpo sin vida de una mujer romana de 53 años, sin identificar, que se refugiaba en un remolque abandonado en la zona de Tor Marancia este viernes 13 de enero en la mañana, según la agencia italiana ANSA.

El papa Francisco ante miles de sin techo venidos de toda Europa en su Jubileo (11. 11. 2016) había pedido perdón por los cristianos que pasan ante un pobre y miran hacia otro lado.

“El perdón de ustedes hacia hombres y mujeres de Iglesia que no los quieren mirar o que no les quisieron mirar, es agua bendita para nosotros, es limpieza para nosotros, es ayudarnos a volver a creer que en el corazón del Evangelio está la pobreza como gran mensaje”, dijo en esa ocasión.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día