Aleteia

La catedral de Colonia: hogar de las reliquias de los Reyes Magos

Comparte
Comenta

La ciudad celebra no sólo el día de la Epifanía de Reyes sino, además, la llegada de las reliquias a la ciudad en el mes de julio.

Además del día de la Epifanía de Reyes, en el que, según la tradición, los tres Reyes Magos habrían llegado a adorar al Niño Jesús, la ciudad alemana de Colonia celebra la fiesta de la llegada de las reliquias de los Reyes a la ciudad el día 23 de julio, desde hace ya más de 900 años.

Las reliquias de los Magos fueron llevadas desde Milán hasta Colonia por el Emperador del Sacro Imperio Romano Germánico Federico I “Barbarroja”, quien los entregó al arzobispo de la ciudad, Reinaldo de Dassel, en 1164. Desde entonces, las reliquias de los Reyes Magos han atraído constantemente un flujo de peregrinos que visita la ciudad, lo mismo en enero que en julio.

Interior de la catedral de Colonia

El relicario fue diseñado por el famoso orfebre medieval Nicolás de Verdún, que comenzó a trabajar en el proyecto en 1180, y está decorado con varias esculturas de oro que representan a los profetas y apóstoles, y otras tantas con escenas de la vida de Cristo. El santuario se terminó alrededor del año 1225.

En el 1199, el rey Otto regaló a este templo tres coronas de oro, simbolizando cada uno de los tres Reyes Magos. Debido a la importancia del santuario y la catedral para el posterior desarrollo de la ciudad, estas tres coronas figuran en el escudo de armas de Colonia.

Si quieres conocer más sobre este templo (y esta tradición) puedes hacer clic en esta postal: te llevará a un tour muy especial que hemos preparado para esta fecha.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día