Arte y Espectáculos

Cuando el papa Francisco llamó por teléfono al director de “La Vida es Bella”

"¿Pero sabes el bien que estás haciendo?". Yo le respondí: "¿Yo? ¡Usted es el que hace el bien!"

Cuando el papa Francisco llamó por teléfono al director de “La Vida es Bella”

© OSSERVATORE ROMANO / AFP

“El papa Francisco llamó a mi casa después de la primera transmisión de Los Diez Mandamientos, a las 8 de la mañana, y mi familia le dijo: ‘está durmiendo, llame más tarde’. ¿Se imaginan?”, así contaba divertido, hace unos días, el actor italiano Roberto Benigni sobre el Papa, en la Fiesta del Cine de Roma (askanews.it, 24 octubre).

Era una llamada de la que se sabía que había sucedido, pero sólo ahora, después de dos años, Benigni ha revelado el contenido.


El famoso director de La vida es bella realizó una transmisión especial en la televisión pública italiana en el año 2014 sobre la importancia de los 10 mandamientos en la historia de la humanidad. Recuérdalo aquí:

http://es.aleteia.org/2014/12/18/roberto-benigni-los-mandamientos-son-algo-fantastico-dios-es-espectacular/


Pues sí, el papa Francisco no defraudó, como siempre, ¡y llamó unas horas más tarde! “Me dijo: ‘¿Pero sabes el bien que estás haciendo?‘. Yo le respondí: ‘¿Yo? ¡Usted es el que hace el bien!’. Fue algo extraordinario”.

La llamada telefónica de la que habla tuvo lugar el 16 de diciembre de 2014, en seguida se hizo pública y nunca fue desmentida por el Vaticano. El entonces presidente del Consejo Pontificio para la Familia Vincenzo Paglia dijo a Famiglia Cristiana (19 diciembre 2014): “No es sorprendente” este gesto de Bergoglio. “Su transmisión de “Los Diez Mandamientos” – añadía Paglia – se inserta bien en la Iglesia ‘en salida’ querida por Bergoglio”.

Pero la de Bergoglio no era la primera llamada que el director recibía de un Papa.

De Juan Pablo II, Benigni tiene una larga historia: después de mofarse públicamente de él en el festival de San Remo de 1980 (llamándole “Wojtylaccio”), el famoso actor fue denunciado por el Estado italiano y condenado a una compensación económica a la Santa Sede. Sin embargo, el papa Juan Pablo II le invitó poco después al Vaticano porque quería ver La vida es bella.

“Había viajado de Roma a Los Angeles, cuando recibí la llamada del Vaticano. Tomé en seguida un avión y volví”. Nada más llegar a Roma, Benigni se dirigió en seguida a San Pedro para encontrarse con el Pontífice (intelligonews.it, 23 octubre).

“Con él -comenta- había unas cuarenta monjas polacas guapísimas, elegantísimas, habían una inclinación que nunca había visto, una especie de “ola”. Y luego llegó él, el Papa, en pantuflas. Después de la proyección me dijo que le había hecho llorar, y me escribió una carta como la que un padre le escribiría a un hijo”.

Hace unos meses, Roberto Benigni volvía a ayudar al Vaticano presentando el libro El nombre de Dios es misericordia del papa Francisco. En él protagonizó una divertida escena explicando por qué el primer milagro de Jesús, en el evangelio de Mateo, fue curar a una suegra. Puedes verlo de nuevo, aquí:

http://es.aleteia.org/2016/01/12/benigni-desconfia-de-quien-no-sabe-reir-porque-no-sabe-que-es-la-misericordia/

 

 

Publicidad
Publicidad