Estilo de vida

Cuidado con la depresión de fin de año

Se viene fin de año y la depresión podría estar presente, depende de cada uno el hacer algo a tiempo

En los meses pasados he querido dar unas sugerencias para los padres sobre el cómo lograr que sus hijos lleguen al éxito o como superar la ansiedad ante los exámenes finales. En esta ocasión y por ser próxima las fiestas de fin de año expongo este tema, “la depresión de fin de año”.

Los negocios, los anuncios en televisión, radio e internet indican o nos hacen recordar constantemente que llegan las fiestas de año y las ilusiones para las fiestas, reencuentro con familiares, amigos, vacaciones, regalos, y muchos otros factores alusivos a estas fechas.

En muchas personas estas fechas generan situaciones se estrés, ansiedad y depresión, las estadísticas indican además de esto altos índices de suicidios presentados a fin de año.

Los motivos y las circunstancias son variados pero la raíz es similar en todo.

La depresión de fin de año

Una de ellas son los objetivos o proyectos que no se realizaron (como tener una casa, hacer un viaje en familia, comprarse un auto) durante el año y el deseo desmesurado de muchos de poder cumplirlos lo cual eleva el índice de ansiedad y estrés en las personas.

¿Cómo detectarla?

Cómo detectar estos signos en familiares, amigos o en uno mismo:

Una señal primordial es la aislarse paulatinamente de actividades, amistades y todo contacto social.

Cansancio, a pesar de dormir las horas adecuadas y sin un exceso de actividad física o mental.

Cambios repentinos de humor, la persona puede experimentar alegría en un momento y al rato siguiente estar triste o irritada.

Fuerte sensación de desesperanza.

¿Cómo superarla?

Para aquella persona que padece de la depresión de fin de año es conveniente tener en cuenta estas recomendaciones:

Aceptar que la depresión es un problema real.

Entender que no debe haber ningún sentimiento de culpa o vergüenza.

Evitar la soledad, buscar la compañía de seres queridos, familiares, amigos, vecinos o personas que lo comprendan.

Comprender que si no se ha logrado alguna meta este año, se puede posponerla para otro momento.

Buscar ayuda hacia lo espiritual, darle un sentido más religioso que comercial a estas fechas ayuda bastante a prevenir y superar la depresión.

También tener en cuenta que si se ponen metas u objetivos que sean realizables y realistas.

Disfrutar de las cosas pequeñas y no preocuparse demasiado por aquello que sea lejano

Si el caso llega a ser muy extremo, en que se piensa hasta en el suicidio, sin dudar pedir ayuda profesional.

Como se expresa en este artículo, hay más soluciones que síntomas de la depresión de fin de año, así que está en cada uno si se detecta, tanto en uno mismo como en un ser querido ponerse a realizar estas recomendaciones y por sobre todo no dejarse llevar por estas tendencias, a lo comercial de estas fechas, y vivirla con la alegría y la simpleza de lo cotidiano sin esperar grandes cosas sino en lo pequeño.

Así que amigos/as a disfrutar de la vida en todo momento y que estas fechas sean de verdadera felicidad y simpleza.

Por Eva Melgarejo

Artículo originalmente publicado por Familia Cristiana

Publicidad
Publicidad