Estilo de vida

Consejos para vivir unas vacaciones divertidas y productivas

Por un buen aprovechamiento del tiempo libre de los hijos y de los padres

Consejos para vivir unas vacaciones divertidas y productivas

© cocoparisienne

Aquí te ofrecemos algunos consejos que te ayudarán a que estas vacaciones sean, además de divertidas, muy productivas.

Recuerda que la buena administración y el aprovechamiento del tiempo libre de los hijos y de los padres, es el fruto de una gran educación en las virtudes y valores humanos.

Como recordarás, el tiempo de vacaciones ayuda concretamente en seis áreas, te daré algunos tips para cada una de ellas:

1. Área de Salud.

·      Que tus vacaciones sean relajantes, que no haya presiones ni estrés. Esto no quiere decir que no haya horarios ni orden, puede y debe haberlos, pero con holgura, con flexibilidad; que todos en la familia sientan la tranquilidad y la serenidad que dan las vacaciones. Esto, además de paz interior, acarrea un alto grado de salud física.

·      Prepara comidas diferentes y haz que todos participen, que coman algo saludable, nutritivo, pero que les guste, que disfruten no sólo su preparación, sino su consumo. Las botanas son muy comunes en vacaciones, pero procura que sean frutas, verduras o jugos que se antojen y nutran.

·      Realicen actividades que sean divertidas y que ayuden al ejercicio físico. Posiblemente puedan ir a correr a algún sitio diferente por las mañanas, descubrir nuevas rutas, proponer competencias de tiempo y distancia entre hermanos o amigos. Si salen al mar o al campo, caminar, escalar, observar….

2. Área Social.

·      Si pueden, como familia, visiten a familiares o amigos que vivan fuera de la ciudad; que no conozcan o que no frecuenten tanto; esto te dará la posibilidad de que tus hijos perciban nuevas costumbres, ideologías y hasta comida diferente.

·      Si tienen la oportunidad de ir a un campamento fuera de la ciudad o del país, ahí conocerán nuevos amigos, costumbres y valores que enriquecerán su ámbito social.

3. Área de Esparcimiento.

·      Las vacaciones son para hacer actividades diferentes por lo que es aconsejable –si es posible salir de la ciudad– conocer nuevos sitios, ciudades, museos, historias.

·      El mar es un lugar de descanso por excelencia, si se puede ir, hay que brincar olas, construir figuras con arena, reflexionar viendo el mar, caminar por la playa, nadar y jugar en familia.

·      Si se puede ir al campo, a un rancho o al zoológico, disfrutar de los animales, conocer su hábitat, jugar con ellos, saber más de su vida; eso dará una gran riqueza a la formación integral de tus hijos.

4. Área de Cultura, Creatividad y Arte.

·      Podrían organizarse visitas a museos, a conciertos o ver una película para disfrutarla y comentarla.

·      Organizar y planear el montaje de una obra de teatro con tus hijos y amigos. Proyectar la creatividad de cada uno, sus roles y aptitudes.

·      Organizar un grupo musical, pintar un cuadro, remodelar o simplemente cambiar su cuarto.

5. Área de Virtudes y Valores.

·      Organizar actividades que supongan horario, reglas, compromiso y participación de todos. Esto ayudará a la formación de virtudes tales como: disciplina, responsabilidad, cumplimiento de tareas y compromiso personal.

·      Delegar tareas específicas a cada hijo durante vacaciones, a algunos organizar los juegos, a otros conseguir los materiales para el juego, a otros preparar la botana, etc.

·      Hacer “Cine-club” y elegir entre todos una película, verla y después analizarla o hacer un juego de preguntas acerca del tema. Hay que obtener moralejas, enseñanzas y hacer críticas objetivas de lo bueno y lo malo.

6. Área Espiritual.

·      No olvidar la oración de la mañana, aunque estemos de vacaciones.

·      Aprovechar el viaje, el juego, el mar, la diversión para darle gracias a Dios de ese tiempo tan bonito.

·      No dejar de ir a Misa los domingos; hacer énfasis en que Jesús no se va de vacaciones, que Él siempre está.

Con estos tips podrás vivir unas vacaciones más intensas, divertidas y formativas.

¡Felices Vacaciones!

Artículo originalmente publicado por Desde la fe

Publicidad
Publicidad