Aleteia

Europa occidental: los crímenes anticristianos no son una broma

© DR
Comparte
Comenta

Gudrun Kugler comenta el Informe sobre los Crímenes de Odio 2012

El Observatorio sobre la Intolerancia y la Discriminación contra los Cristianos ha acogido con satisfacción el Informe sobre los Crímenes de Odio 2012 (http://tandis.odihr.pl/hcr2012/), difundido el 15 de noviembre por la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y por su Oficina para las Organizaciones Democráticas y los Derechos Humanos (ODIHR).

“Este informe crea conciencia, y la conciencia es el primer paso para encontrar un remedio”, afirmó el director del Observatorio, la doctora Gudrun Kugler.
 
Un crimen de odio es un crimen motivado por la intolerancia contra un grupo determinado en el interior de la sociedad. El hecho debe considerarse un crimen en base al código penal de la jurisdicción legal en el que se cometió, y debe ser perpetrado por discriminación. El Informe anual se concentra en los crímenes de odio racial y xenófobo, antisemita y antimusulmán, además de los crímenes de odio por discriminación contra los gitanos y sinti, cristianismo y otras religiones.
 
En Alemania se han registrado 414 crímenes basados en la discriminación contra la religión, 18 de los cuales han sido violentos. En Hungría, la Santa Sede informó de unos diez casos de daños a propiedades eclesiales y 89 profanaciones de iglesias, mientras que en Suecia la policía registró 258 crímenes de odio antirreligioso, 200 de los cuales son anticristianos. En el Reino Unido se registraron 1543 crímenes de odio antirreligioso.
 
En el ámbito de los crímenes contra los cristianos, solo 15 estados miembros de la OSCE han desglosado sus datos, y de estos solo seis presentaron sus datos para el informe.
 
“Es muy importante que todos los Estados europeos comiencen a desglosar sus datos sobre los crímenes relacionados al cristianismo, considerando que los crímenes de odio contra los cristianos en Europa occidental están aumentando”, afirmó la doctora Kugler, exhortando también a los Estados y ONG a que entreguen sus datos a disposición dela ODIHR y a trabajar más de cerca con las instituciones para los derechos humanos para encontrar soluciones.
 
“Debemos comenzar a discutir este problema y no negarlo, para poder encontrar remedios. De otra forma los crímenes de odio contra los cristianos aumentaran cada vez más y no habrá más soluciones rápidas”, añadió.
 
Los datos del Observatorio sobre la Intolerancia y la Discriminación contra los Cristianos están relacionados, además de con los crímenes de odio, también con las restricciones legales e intolerancia social respecto a los cristianos, y están disponibles en el siguiente enlace: www.IntoleranceAgainstChristians.eu.

Temas de este artículo:
cristianofobiaeuropa
Newsletter
Recibe Aleteia cada día