Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

san Francisco de Asís

El Carbono 14 confirma la leyenda de la “bolsa de pan” de San Francisco de Asís

Un equipo de científicos analizó un modesto saco de pan que, según la leyenda, fue milagrosamente enviado por san Francisco de Asís a un convento italiano hace casi 800 años.

El último deseo de san Francisco: comer un dulce típico italiano

Les pide a los frailes que contacten con la señora Jacopa en Roma, pero ¿realmente qué significa este gesto del "pobrecillo"?

El Santuario que recuerda el “despojo” de San Francisco

Cuando el joven hijo de Bernardone lanzó el dinero y sus vestidos para revestirse de Cristo

Cuando san Francisco explicó a un campesino por qué lloraba

"¿Qué sucedió, hermano, ¿por qué lloras?"

Cuando san Francisco de Asís se reunió con el sultán egipcio

El lejano precedente del viaje del Papa Francisco a Egipto

¿Es verdad que san Francisco “veía” la conciencia de los demás?

Se cuenta que conocía, por divina revelación, todos los méritos y virtudes de sus compañeros

La relación entre San Francisco de Asís, Papa Francisco y la Casa Común

Nunca hemos maltratado y lastimado nuestra Casa Común como en los últimos dos siglos

Benditas las mascotas

Nuestros otros "hermanos y hermanas"

Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.