¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

penitencia

¿Hay pecados que un sacerdote “normal” no puede perdonar?

Algunos pecados como el aborto sólo los puede absolver normalmente el obispo, otros la Santa Sede

¿Escoger sufrir puede tener sentido?

Por qué algunos católicos hacen penitencia si Jesús pidió misericordia y no sacrificios

¿Por qué abstenerse de comer carne durante Cuaresma?

Una práctica social para promover un auténtico espíritu de penitencia

¿Cuál es el origen del Miércoles de Ceniza?

Una práctica que hunde sus raíces en la Biblia y que se desarrolló en la Edad Media

Cómo ayudar a los niños a preparar su primera confesión

Hay que hacer todo lo posible para que el encuentro del niño con el perdón de Dios sea amable y deseable

¿Cómo plantear la confesión a los niños?

Cómo enseñarles el significado y las consecuencias del pecado, así como las realidades maravillosas que conlleva el arrepentimiento de los errores y/o pecados

¿Comulgar y después confesarse? Es como vestirme y después ducharme

No se puede comulgar en estado de pecado mortal salvo por un motivo grave

El increíble acontecimiento que ocurre en cada confesionario

Un sacerdote y un penitente, y Jesús en medio, consolando, abrazando, diciéndote emocionado: eres especial para mí, y te amo

Examen de conciencia ignaciano

Para descubrir a Dios en lo vivido, dar gracias, reconocer faltas, pedir perdón y hacer un propósito

¿Puede un sacerdote violar el secreto de confesión para salvar una vida?

Entrevista al cardenal Mauro Piacenza, Penitenciario Mayor del Vaticano

Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.