¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

paciencia

¿Por qué Dios tiene que enseñarme el arte de la paciencia?

Sí, tal vez la paz es fruto de las almas pacientes que no se precipitan en medio de las prisas.

Descubre cómo un coletero puede hacerte mejor madre

La brillante idea de Kelly Holmes solo precisa de unas cuantas gomas de pelo, una buena dosis de concienciación y el deseo de ser unos padres más positivos

¿La paciencia se puede aprender?

Soportar el berrinche de un niño, esperar en una cola, lidiar con el mal humor de vuestro adolescente… Todos los días ponemos a prueba nuestra paciencia. ¿Cómo hacer para aprender a ser …

¿Por qué tardas tanto en actuar, Dios?

Necesito mirar a Jesús e implorar su Espíritu que calme mis ansias

Contar hasta 10… y otros tips para no perder la paciencia

Técnicas para controlar nuestros impulsos y educar como en realidad queremos

“Padre, detesto a la gente feliz”. Una conversación que me impactó

Y una oración por las personas tóxicas y por quienes las sufren

Carta para mi futuro amor

No quiero apresurar el reloj, al contrario, espero con paciencia porque se que Dios está cuidando cada detalle

¿Cansado o cansada del exceso de ruido y gritos en casa?

Nuestros consejos para recuperar la calma

El arte de la paciencia en el matrimonio

En Corintios se dice que el amor es paciente. Pero la paciencia adquiere muchas formas sorprendentes en tu vida afectiva

Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.