¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

milagro

¿Coincidencia o milagro? Una imagen de Jesús en un terraplén

En Putumayo, Colombia visitantes pagan para visitar el “rostro de Jesús”

Un joven atribuye al cura Brochero haberse salvado de un rayo

Su familia piensa regresar a Villa Cura Brochero a agradecer el milagro

¿Bebé curada de un tumor por intercesión de san Antonio?

El Padua se aclama ya el milagro. Una niña pequeña ha sanado inexplicablemente de un tumor en el cerebro

Para él, Álvaro del Portillo es un padre que siempre le acompaña

Historia del niño chileno sanado por su intercesión

Padre Pío, un misterio post-moderno

Una reflexión escrita por Vittorio Messori en 1998

Otro milagro del padre Pío: atendió al cardenal Midszenty en la cárcel

Nuevo testimonio sobre el don de la bilocación que el santo había recibido

Hoy celebramos a… san Jenaro

Desde la época de los romanos, se repite cada año el milagro de su sangre licuada

Fray Luis Amigó y su milagro a un niño venezolano

La Santa Sede anuncia su estudio para una futura beatificación

Jesús siente la soledad y el dolor del hombre, y no le deja solo

La multiplicación de los panes y los peces nos habla de la misericordia entrañable de Dios

Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.