Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

miedo

Perdido en la montaña encontré a Dios

Cansado y con dudas, todos mis miedos se encerraban en mis manos rotas, pero en mi impotencia me abrí a ese Dios que conduce mi vida...

El santo que huyó del martirio

San Pablo el eremita tenía miedo de morir, pero encontró su propio camino a la paz

Buscando la decisión correcta entre el miedo y la incertidumbre

En mi camino y en el de otros con su libertad, ¿dónde está la luz?

Los 3 miedos que están impidiendo tu éxito

La autoexigencia y el perfeccionismo responden a un miedo al error y a no estar a la altura de lo que creo que se espera de mí

¿Cuando venga el dolor podré afrontarlo?

Es posible confiar en Dios pase lo que pase

¿Intentando agradar por miedo? Cuidado, eso no es amor

Los temores (a perder a la persona, a que no gustarla,...) atan, atrévete a amar sin miedo

Lleva tus miedos al pesebre y déjate sorprender

Ha desaparecido ese dios castigador que crea mi imaginación, he tenido que acariciar la humillación para sentirme amado

Cuando el miedo impide decir “sí” a Dios

Parecía todo tan fácil así sobre el papel... Dejarlo todo, seguir sus pasos, dárselo todo a los pobres

1 2 3 8
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.