¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

libano

Fotos exclusivas: Viaje al increíble Valle Santo de Líbano (Parte 2)

El monasterio de Nuestra Señora de Qannoubine ofrece silencio y espacio para escuchar esa discreta y tranquila voz de Dios

Fotos Exclusivas: Viaje al increíble Valle Santo del Líbano

Parte 1 – El monasterio de San Antonio Abad

Cristianos de Oriente: “Jesús me llama a destruir los obstáculos del odio y la discriminación”

La historia del padre Marwan Akoury, sacerdote libanés de la diócesis maronita de Beirut

Tres jóvenes libaneses ofenden a la Virgen y reciben una sentencia sorprendente

Una juez cristiana impone una condena ejemplar y la aplaude todo el país

Mujeres que preservan la paz en el Líbano

Con su trabajo en el turismo rural, una red de mujeres ha conseguido poner en valor el patrimonio cultural de su país

Líbano: El difícil viaje de la estatua de san Charbel más alta del mundo

La mayor parte de la escultura fue elaborada en una sola pieza, que por su tamaño y peso representó un notable desafío para su transporte.

Fouad, víctima de un atentado terrorista: “El deseo de venganza me perseguía”

Fouad creció durante la guerra civil Libanesa. Cuando una bomba explotó bajo sus ventanas, perdió para siempre la vista

Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.