Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

juzgar

¿Dar lecciones a los demás te convierte en un fariseo?

"Si tu hermano peca, ve y corrígelo en privado." (Mt 18, 15). ¿Cómo puede alguien cumplir esta enseñanza del Evangelio sin ofender al prójimo o ser considerado un fariseo?

¿Sueles juzgar con frecuencia? Aquí una manera simple de dejarlo

La tendencia a juzgar muchas veces está presente en nuestra manera de pensar y de mirar a los demás.

Cómo dejar de juzgar

Me gustaría tener una mirada noble que sepa descubrir la verdad de las cosas alejándome de mis prejuicios y rigideces

El hijo mayor: Estar con el Padre sin amarlo, sólo cumplir

¿Seguro que hay amor en tus gestos, en tus actos altruistas? ¿Valoras tu rutina sagrada?

¿Soy excesivamente radical?

Buscar un mundo de perfectos, vivir juzgando envenena, mejor crear espacios de cielo en los que muchos se sientan acogidos en su debilidad, queridos en las situaciones difíciles

Papa: ¿Quién te ha hecho juez, a ti?

Francisco invita, en la misa de esta mañana a perdonar al prójimo y a pedir la gracia de la vergüenza por los propios pecados

Oración para liberarse de la tentación de juzgar y condenar a los demás

Juzgar, lo hacemos con mayor frecuencia de lo que creemos, y puede llegar a causar gran cantidad de infelicidad

Espejito, espejito ¿de todos a quién juzgo más duramente?

¿Somos capaces de vernos como somos realmente?

“Black Friday”, Adviento, los “días de Noé” y la segunda venida de Cristo

La nueva moda del "viernes negro" justo antes del Adviento... ¿no debería hacernos reflexionar?