Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

el salvador

Acusador de sacerdote condenado por abusos confiesa que mintió contra él

El sacerdote llegó a ser expulsado por la acusación (falsa) de organizar orgías y abusos sexuales

El Salvador disminuye los niveles de violencia: ¿será muy pronto para cantar victoria?

Nayib Bukele tomo posesión del gobierno de El Salvador el pasado 1 de junio. Prometió derrotar pronto a la violencia. Pero nadie se imaginaba que fuera tan pronto.

Bukele: la culpa de la muerte de Valeria y de su padre es nuestra

Sorprendente "mea culpa" del presidente de El Salvador por las trágicas muertes en el Río Grande

Si a los jóvenes salvadoreños se les abren oportunidades en su tierra, se quedan 

Entrevista a Rick Jones encargado de juventud y migración en América Latina y el Caribe para Catholic Relief Services (CRS) de Estados Unidos

La policía orteguista va a misa…y no es a rezar

La estrategia de intimidación de Ortega va también (disfrazada de civil) a Misa los domingos

Bukele: El Salvador estrena presidente “millennial”

Expectativas, esperanzas y temores ante la presidencia del mandatario más joven de América Latina

Sacerdote asesinado en El Salvador: “¿Cuándo va a parar la violencia?”

El crimen ha generado indignación en la Iglesia católica y en el pueblo fiel salvadoreño

Guatemala y El Salvador: ¿Cómo olvidar los crímenes de guerra?

¿Hay que olvidar y perdonar a quienes los cometieron?

Un chef salvadoreño, un sueño solidario y la lotería

Los sueños son sueños si se persiguen. Si la fortuna (en realidad la mano de Dios) “nos sonríe” y cambiamos de rumbo, no era un sueño el que perseguíamos, sino un capricho, a lo más una …