1/12

Imagen de san Pedro Claver.

Aparece representado como evangelizador de un esclavo negro. Él mismo se definió siempre como "esclavo de los negros", a los que cuidó material y espiritualmente.
2/12

Reliquia de la costilla de san Pedro Claver, que se custodia en el santuario de Verdú.

Fue enviada en 1925 desde Cartagena de Indias, donde se encuentran los restos mortales del santo, venerados en la iglesia que se le dedicó.
3/12

Pila bautismal en la que recibió el sacramento san Pedro Claver el 16 de junio de 1580.

4/12

San Pedro Claver es patrono de las misiones entre los negros.

5/12

Santuario de san Pedro Claver, en Verdú, a pocos metros de la casa natal.

6/12

Verdú acoge a peregrinos que hacen el camino ignaciano hacia Manresa.

7/12

Peregrinos norteamericanos que pasaron recientemente por Verdú haciendo el camino ignaciano.

8/12

Interior del santuario de san Pedro Claver.

La costilla del santo, que se venera en procesión la vigilia de la fiesta, se encuentra en la denominada Habitación de la Reliquia, en el piso superior.
9/12

La cerámica negra es una singularidad de Verdú.

En la imagen, botijos que en Lleida se llaman "silló". Servían para aprovisionar de agua a los campesinos y mantenerla fresca durante muchas horas.
10/12

Las tierras de Verdú pertenecieron al monasterio de Poblet hasta la Desamortización, en que fueron requisadas por el Estado a la Iglesia Católica.

11/12

Interior de la iglesia de Santa María, en Verdú.

12/12

Castillo de Verdú, de época medieval.