2 / 5
«¿Quién puede darme esta plenitud que siento en el corazón, a pesar de la dureza de los tratamientos? ¿Quién me da alivio después de tanta pena? A veces parece que ciertas cosas - joyas, vestidos - no puedan caminar con la fe, como si una cosa excluyera a la otra, pero no es así. Lo "efímero" forma parte de lo cotidiano. Ahora se que puedo vivir cada pequeña cosa de manera profunda. Esto es lo que digo hoy: "¡Ven, vamos! Mientras me pruebo los zapatos, te estoy hablando de Dios”.»
+

© Valentina Panico