2 / 3
2. Como no había acuerdo para decidir el lugar donde debería quedarse el Cristo, se organizó una competencia de botes a remos en el que la isla vencedora se llevaría al Nazareno, y las demás se comprometían con la organización de la fiesta.
+

© Philip Oyarzo Calisto-(CC BY-NC-SA 2.0)