9 / 9
Pedir ayuda a otros.
Generalmente, las familias no suelen reconocer este agotamiento o lo normalizan. Para evitar caer en esta trampa es bueno hacer que los hijos colaboren con las tareas del hogar y compartirlas con el cónyuge. Quitarse la carga de los hombros y distribuir el trabajo. También es importante desarrollar y mantener relaciones frecuentes y sólidas con las personas que queremos, sean familiares o amigos. Pero no solo en las redes sociales: dedicar tiempo a interacciones de calidad cara a cara.
+

© Dean Drobot | Shutterstock