1/11

Éric y Marie-José, 63 años de matrimonio: la confianza

Cuando se conocieron, ella tenía 15 años y él 19. 63 años de matrimonio después, todavía siguen enamorados. Y sin embargo, Eric y Marie-José no están cortados por el mismo patrón. Como un gran lobo solitario, a él le gusta que las cosas se hagan rápidamente, mientras que su esposa, más meticulosa, las hace a fondo y tomándose su tiempo. ¿La palabra clave de la pareja? Confianza. Una confianza que requiere paciencia para abordar las alegrías y las penas de la vida diaria. Y eso sin olvidar el humor, un ingrediente necesario para el buen funcionamiento del mundo... y de la pareja.
2/11

Anne y Laurent, 45 años de matrimonio: decirse “perdón”

45 años de matrimonio… ¡menuda pareja! Ya jubilados, Anne era profesora de inglés, mientras que Laurent trabajaba en transportes marítimos. Se casaron muy jóvenes dando un enorme salto al vacío. ¿El secreto de su longevidad matrimonial? “La alegría de estar los dos, de hacer cosas juntos y también individualmente”. Pero también sus hijos: “Su evolución nos ha ayudado mucho. Hemos intentado confiar en ellos de verdad y, en la actualidad, el hecho de que se sientan bien consigo mismos nos ayuda a seguir adelante. Es una gran satisfacción”. Y por último, pero no menos importante, saber decirse “perdón” el uno al otro.
3/11

Hubert y Marie-France, 46 años de matrimonio: un gran abrazo cada mañana

“¡Llevamos 46 años de matrimonio y todavía seguimos enamorados! A decir verdad, ¡más enamorados que al principio!”. ¿Su secreto? “Perdonarse todos los días, decirse diariamente si hay algo que no funciona, escucharse e incluso perdonarse”. ¿Tienen algún truco? “Todas las noches, una pequeña oración y luego un gran beso. Todas las mañanas nos enlazamos en un gran abrazo de amor”. Y por último, insisten en la importancia de guardar un tiempo para los dos. “Si es posible, paseamos todos los días una hora, a buen paso, hablando y riendo”.
4/11

François y Françoise, 52 años de matrimonio: saborear el momento presente

¡52 años de matrimonio y todavía así de felices! Ambos arquitectos, parece que no han perdido el espíritu juvenil y el amor por los juegos. ¿Su secreto? El momento presente. “Es algo muy importante para nosotros. Estamos listos para cambiar nuestros planes en cualquier momento”. Ambos son optimistas por naturaleza, les encanta hablar y conocer gente. “Nuestra casa siempre está abierta. No necesitamos coger el avión: todo el mundo viene a nuestra casa”. Cuando él se convirtió en diácono, su vida en pareja se multiplicó por diez: “es como un hermoso abanico que se desplegó para nuestra vida matrimonial y familiar, porque lo hemos vivido juntos”.
5/11

Bénédicte y Jean-Loïc, 47 años de matrimonio: servir juntos

¿Su motivación? Servir juntos. Y después de 47 años de matrimonio, estos dos aún no han tenido suficiente. Jean-Loïc vivió el servicio en su trabajo como pediatra, mientras que Bénédicte fue locutora de radio voluntaria durante 15 años. “Tuvimos la gracia de trabajar juntos”, dicen. Durante casi 30 años, han estado trabajando con parejas de la comunidad Camino Nuevo. “Nos complementamos muy bien y disfrutamos mucho de estar juntos en servicios, por sencillos que sean”.
6/11

André e Yvette, 67 años de matrimonio: escucha y cariño

André e Yvette llevan casados desde hace 67 años, nada menos. ¿El secreto de su duración? “Que todavía estamos ahí el uno para el otro”, afirma Yvette con pragmatismo. “Mi esposa siempre me ha tendido su mano cuando ha hecho falta”, añade por su parte André, con admiración y ternura. Están contentos de haber empezado desde cero juntos y de haber permanecido hombro con hombro durante años. “Hoy en día, nos encanta pasar tiempo juntos y no nos aburrimos. No estamos tratando de decir que no podríamos haberlo hecho mejor”. ¿Su secreto? Escuchar al otro, siempre desde el cariño.
7/11

Édith y Philippe, 50 años de matrimonio: celebrar las fechas señaladas

“¡Mi marido todavía me regala flores después de 50 años de matrimonio!”, exclama Édith. “El amor se vive en las pequeñas cosas de cada día, y así todavía después de casi 18.500 días”, expresa con diversión Édith. Esta pareja tiene por feliz costumbre celebrar como es debido todos los momentos importantes: festividades, cumpleaños, pero también acontecimientos tristes. “Tratamos de destacar la ocasión de una manera u otra dándonos un pequeño regalo o sacando una buena botella de vino”. A él le encantan los tomates rellenos, ella siempre disfruta de un pescado bien preparado. Y es que, más allá de los placeres culinarios, ellos disfrutan de la alegría de compartir los momentos.
8/11

Bernadette y Claude, 50 años de matrimonio: amor hasta en el desayuno

Su amor se sale de las gráficas. El verano pasado, celebraron su 50 aniversario de matrimonio en un encuentro en Paray-le-Monial y fueron bendecidos frente a casi 5.000 personas que pudieron verlos por la transmisión televisiva. ¿Su lema? Respeto mutuo. “Actualmente estamos tratando de dedicar un poco más de tiempo a los dos como pareja. Es importante envejecer bien juntos. Nos gusta hacer cosas sencillas, pero hacerlas los dos. ¿Su secreto? El desayuno: “Siempre desayunamos juntos. No nos lo perdemos por nada del mundo”. Quién lo iba a decir, el amor también se muestra entre cafés y tostadas.
9/11

Annie y Gilles, 52 años de matrimonio: compartir las alegrías y las penas

Gilles y Annie-Gabrielle llevan 52 años juntos, y ahora los inmortalizan en selfis. En casa, el amor tiene el dulce aroma de una mochila escolar y de la vuelta al cole. Ambos profesores de formación (él de filosofía, ella de historia y geografía), sus correcciones de ejercicios les han acercado mucho. “Teníamos el mismo trabajo, las mismas satisfacciones, las mismas penas. Cada uno podía entender que el otro no estuviera disponible cuando había que corregir toda una pila de ejercicios o exámenes”. Más allá de las pruebas (de bachillerato), su fe común es fundamental. Porque estos dos maestros han elegido ir a la escuela del Buen Dios.
10/11

André y Marie-Dominique, 31 años de matrimonio: la gracia del sacramento

Casados desde hace 31 años, la vida de André y Marie-Dominique no ha sido un precisamente un paseo sin sobresaltos. Padres de seis hijos, han conocido el sufrimiento a través de la grave enfermedad de uno de ellos. “Eso generó tensiones y un enorme agotamiento que nos distanció el uno del otro”. ¿Su salvavidas? La gracia del sacramento de su matrimonio. “Hemos logrado seguir rezando juntos, de forma que la lucha que estábamos librando con ira se convirtió en alabanza a Dios, porque descubrimos cuánto podíamos amar. 31 años después, nos amamos profundamente”.
11/11

Françoise y Michel, 67 años de matrimonio: afrontar la vida como una aventura

Este año celebrarán su 68 aniversario de bodas. “Entendemos la vida como una aventura juntos”, afirma Michel. Aunque él siempre ha viajado mucho por su trabajo, su esposa le ha acompañado tanto como ha sido posible. “Como somos dos, estamos mucho mejor armados”, exclama Michel, que se sigue maravillando por la complementariedad de sus perspectivas. Desde Canadá hasta China y pasando por Francia, han viajado por todo el globo, deseosos de abrirse al mundo. Y si el gusto por la aventura los ha unido, no hay duda de que es en la oración donde su vida de pareja se ha fortalecido.