1/7

Cocer

Hervir los huevos a fuego lento (para evitar que la cáscara se rompa).
2/7

Prepara el tinte

Basta con hervir durante 30 minutos en una cacerola un cuarto de litro de agua al que se le añaden dos cucharadas de vinagre de uva blanca y el ingrediente natural escogido para dar el color que deseas a tus huevos: café, col roja, cáscaras de cebolla, té, cúrcuma...
3/7

Limpiar el huevo para el tinte

Antes de sumergir los huevos, impregna papel de cocina en vinagre blanco para limpiar el huevo y asegurarte antes de sumergir el huevo en el tinte de que esté bien limpio para poner recibir el color.
4/7

Teñir

Sumergir los huevos en el agua con color durante un minuto o varias horas dependiendo de la intensidad del color que se desea.
5/7

Secar

Sacar los huevos del cazo con la ayuda de una cuchara y dejar secar en una huevera de cartón o de plástico, o bien en un papel de cocina.
6/7

Lustrar

Una vez los huevos teñidos, escurrirlos y secos, conviene impregnarlos con un poco de aceite de girasol para que adquieran brillo.
7/7

Presentar

Una vez secos pueden ser colocados en hermosos envases. Y no te preocupes, ¡estos huevos siguen siendo comestibles!

Caja de huevos de Pascua decorados