1/7

Estación de fotos especial


Históricamente, las fotografías son “imágenes para el recuerdo” y, además de las tradicionales, una buena idea es crear un set con una decoración especial para que tus invitados se tomen fotos muy divertidas.
No me refiero a los marcos que estuvieron de moda hace un par de años, o poner accesorios, sino a un set elaborado y pensado, donde incluso haya un fotógrafo profesional que maneje el concepto.
Días después, les puedes mandar a tus invitados la foto con una linda nota de agradecimiento por su asistencia. ¡Un detallazo!
2/7
Una boda sostenible
Aunque cuidar del planeta no debe ser considerada una tendencia, sino una responsabilidad, cada vez son más los novios que toman decisiones ecológicas. Un estilo de vida sostenible se está convirtiendo en una gran prioridad, sobre todo en las parejas jóvenes.
Por ello, a la hora de elegir un menú muchos optan porque esté elaborado con productos de proximidad y así reduce el monóxido de carbono del transporte.
También hay quienes optan por no imprimir invitaciones y diseñar una invitación digital para enviar a través de correo electrónico. Otro, prefieren imprimirlas en papel reciclado.
Durante la celebración, muchos pedirán no usar botellas de plástico, escogerán velas que no sean tóxicas y/o alquilarán el vestido en lugar de comprarlo, entre otras opciones.
Asimismo, hay quienes donan las flores de tu decoración a la iglesia o algún hospital para alegrar a los enfermos y los que optan por plantas para decorar en lugar de flores cortadas.
Por último, puedes dar instrucciones para, por ejemplo, donar la comida que sobra a un comedor social.
3/7

Bodas pequeñas y más interactivas


Cada vez son más frecuentes las bodas pequeñas e íntimas, pero más llenas en detalles, particularmente experiencias.
Desde una barra interactiva donde los invitados puedan aprender a hacer cocteles (pueden hasta ponerles nombres divertidos relacionados con la historia de los novios) hasta ilustradores que hagan sketches, shows gastronómicos para ver la preparación de algunos platos o competencias musicales
4/7

El video no es una opción


Así como todas las redes sociales están apuntando al contenido en video, también las bodas. Pero no se trata de aquellos videos largos de décadas anteriores, sino de piezas audiovisuales cortas y emotivas que capturen la esencia de la celebración a través de una edición dinámica, la elección de la música y el empleo de planos casi cinematográficos.
Quizá esta tendencia tenga que ver también, además que es un lindo recuerdo para los novios, a que es una manera fácil de compartirlo con familiares y amigos (hasta por Whatsapp) que por alguna razón u otra no hayan podido asistir.
5/7

Qué brille la luz


En la decoración de hogares, la iluminación siempre ha sido un elemento clave, así que no es de extrañar que ahora en las bodas también lo sea. Todo el ambiente y hasta la decoración más sencilla puede cambiar si tienes una iluminación que esté diseñada más allá de “para alumbrar”. Velas, luces de colores, guirnaldas de bombillas… Hay muchísimas opciones y estilos.
6/7

Personalización


Espero que ésta última no sea una tendencia sino algo que perdure, y es que la celebración refleje el estilo, personalidad, valores e historia de amor de la pareja. Desde el lugar que se escoge para la ceremonia hasta el tipo de flor… que se trate más de las emociones que de las cosas.
7/7

Vestido simple, gran velo


Quizá tenga que ver con las últimas bodas reales o con esa búsqueda actual de lo natural, pero en 2020 impera la preferencia por vestidos minimalistas, de líneas muy simples y dar el protagonismo al velo, bien sea largo o de una tela especial.