3 / 8
Santa Teresa de Lisieux
A los 8 años, la santa francesa era tan lista que estudiaba en una clase con compañeros de 14 años, aunque seguía teniendo dificultades con las matemáticas y la ortografía. Lo cierto es que generaba envidia entre sus compañeros y llegó a describir estos años escolares como “los más tristes” de su vida. Pasó los años siguientes con la determinación de entrar en las Carmelitas, para lo cual llegó incluso a suplicar la intervención del papa León XIII. Finalmente, a los 15 años, entró en un convento de Lisieux con la bendición de su padre.
+

© Public Domain