7 / 7
SAN LUIS MARTIN. PADRE EJEMPLAR. La fe de Luis Martin, padre de Teresa de Lisieux, impregnó su vida cotidiana. A los 35 años, este relojero conoció a Celia, su futura esposa. Como millones de franceses de la época, su familia conoció el sufrimiento de la guerra franco-prusiana de 1870. Pero lo que destaca a esta familia de entre las demás es el lugar que Dios ocupó en sus vidas. Es el primero en todo: van a la misa a diario, rezan en familia dos veces al día. Sus vidas están marcadas al ritmo de la liturgia. Luis Martin respetó escrupulosamente el descanso de trabajo dominical, con el riesgo de perder clientes. Vivió diariamente una caridad concreta en la que se comprometió activamente. Inculcó en sus hijos el respeto y el servicio a los pobres, que deben ser tratados como iguales. Todas sus hijas siguieron el camino que marcó. El consejo de san Luis Martin: da testimonio de tu fe a tus hijos en cada momento del día. Sé un ejemplo concreto para ellos.
+

© Wikipedia PD