2 / 6
Beata Chiara Badano

Badano era una chica popular en su clase y tenía muchos amigos. Practicaba deportes con frecuencia, cantaba, bailaba y salía hasta tarde con los amigos. A los 17 quedó paralizada por un agresivo cáncer de huesos y decidió ofrecer todo su sufrimiento a Dios, diciendo: “Por ti, Jesús, si tú lo quieres, ¡yo lo quiero también!”. Murió a los 18 con las palabras: “Adiós. Sed felices porque yo soy feliz”.

+

© Per gentile concessione della Fondazione Chiara Badano