8 / 8
Santa Mariana Cope (1838-1918)
Respondió a la llamada del rey de Hawái para llevar allí a sus Hermanas para servir a los leprosos junto con san Damián de Molokai. Aunque muchos temían la enfermedad, por entonces considerada extremadamente contagiosa, Mariana aseguró a sus Hermanas que ninguna de ellas la contraería. A través de estrictas prácticas de higiene y una buena dosis de gracia, las Hermanas trabajaron con los leprosos de Molokai durante casi un siglo sin que ninguna de ellas contrajera la terrible enfermedad.
+

© Public Domain