2 / 8
Edith Piaf y santa Teresa de Lisieux
Icono de la canción francesa, Édith Piaf tuvo una profunda devoción a santa Teresa de Lisieux desde una curación milagrosa durante su infancia. Al quedar ciega a los 6 años, habría recuperado la vista después de una peregrinación a Lisieux. A partir de entonces, Edith fue regularmente al Carmelo para rezarle a la santa. También ha mantenido toda su vida una medalla con la imagen de la santa alrededor de su cuello. Antes de cada espectáculo, se persignaba y siempre decía la misma oración de protección: "Teresa, ahora, ¡canto para ti!".
+

© DALMAS/SIPA/East News