3 / 8
San Lorenzo Ruiz (1594-1637)
Fue esposo y padre, un hombre común que amaba el Rosario y trabajaba como calígrafo. Pero después de que fue acusado falsamente de matar a un español, Lorenzo supo que la ley no le ofrecería protección. Como filipino-chino, no había forma de que los tribunales tomaran su palabra sobre la de sus acusadores españoles. Lorenzo optó por huir del país. Aunque trató de ir a China, donde podía ganarse la vida, se encontró con destino a Okinawa, donde los cristianos estaban siendo perseguidos. Fue arrestado, encarcelado y finalmente martirizado.
+

© Lawrence OP CC BY-NC 2.0