7 / 10
San Simón de Cirene
Mientras atendía sus propios asuntos en la Jerusalén del siglo I, Simón probablemente no sabía dónde se metía cuando se detuvo en la calle a comprobar qué era aquel tumulto. Al poco apareció Jesús cargando con su cruz camino de la muerte. Cuando mostró problemas para sostenerla, Simón fue elegido al azar de entre el gentío para ayudar a Cristo con la cruz el resto del camino. Esta experiencia cambió la vida de Simón y desde entonces fue discípulo de Cristo. Más tarde contó a su hijo Rufus lo sucedido y le educó también en el cristianismo. Rufus, como su padre, también es considerado ahora un santo. Su consejo de paternidad: sean abiertos con los hijos respecto a lo que la fe significa para ustedes.
+

© Public Domain