3 / 10
San Martín de Tours
De joven, Martín siguió los pasos de su padre y se hizo soldado del ejército romano. Como soldado, debió aprender rápidamente que virtudes como la valentía, llevadas al extremo, pueden convertirse en vicios. Los hombres en particular pueden encontrar dificultades con la agresividad y con las ideas erróneas sobre la masculinidad y sobre las ofensas a su honor. Martin es el ejemplo de que para ser masculino o varonil no hace falta comportarse como un macho dominante. Dedicó su tiempo a defender a los débiles y vulnerables, no le avergonzaba bajarse del caballo para entregar su capa a un hombre temblando de frío. Un padre puede ser un líder fuerte, pero solo empiezan a deslumbrar de verdad cuando muestran compasión. Su consejo de paternidad: la fuerza de un padre puede expresarse en su ternura.
+

© William Chevillon I CC BY-SA 4.0