2 / 10
San Agustín de Hipona
Antes de hacerse cristiano, Agustín tuvo un hijo llamado Adeodato con su amante. Permaneció 13 años junto a ella pero nunca se casaron. A pesar de esta situación de padre soltero, poco habitual por entonces, padre e hijo siempre estuvieron unidos y de hecho ambos se bautizaron juntos. Su consejo de paternidad: sea cual sea su situación marital, un hombre puede ser un buen padre.
+

© Fra Angelico | PD