4 / 10
San Constantino, padre de santa Constanza (siglo IV)

El emperador, que puso fin a las persecuciones y favoreció a la Iglesia, tuvo varios hijos, entre ellos Constanza, de distinta madre. Tras caer gravemente enferma, meditó ante la tumba de santa Inés. Después de quedarse dormida allí y oírse a sí misma decir durante su sueño “cree en Jesucristo y serás curada”, al despertarse descubrió que estaba curada y entonces se convirtió al cristianismo como su padre.

+

© Domaine Public