2 / 10
Santa Isabel, madre de san Juan Bautista, precursor de Jesús

Isabel y su marido Zacarías “eran justos a los ojos de Dios y seguían en forma irreprochable todos los mandamientos y preceptos del Señor”, informa el evangelio de Lucas (1,6). Isabel, estéril y “de edad avanzada”, no lograba concebir hijos con su marido, algo que, en aquella época, era motivo de divorcio. Sin embargo, Zacarías no la repudió y el Señor terminó por responder a sus oraciones dándoles un hijo, san Juan el Bautista, que “será grande a los ojos del Señor. (…) estará lleno del Espíritu Santo desde el seno de su madre” (Lc 1,15).

+

© Domaine Public