8 / 10
Benedetta Bianchi Porra (1936-1964)
Sufrió de polio cuando era un bebé, lo que la dejó con una cojera permanente y requirió que usara una abrazadera para la espalda. Empezó a perder su oído cuando era una estudiante de premedicina, pero los doctores creían que era psicosomático. Poseedora de una mente médica brillante, Porra se diagnosticó a sí misma con la enfermedad de von Recklinghausen, una condición neurológica que acabaría finalmente quitándole sus cinco sentidos. Su prometedora carrera científica fue corta debido a su muerte a los 27 años.
+

© Courtesy of Bianchi Porro Family