1/10

Santa Casilda, de Zurbarán

Este óleo se expone en el Museo Thyssen Bronemisza y muestra, por un lado, la procedencia noble y mora de la santa (con la joya del brazo y los ropajes), así como el milagro de los panes convertidos en rosas cuando su padre le obligó a que mostrara lo que llevaba en la falda.
2/10

Santa Casilda, recuperada en Alemania

Durante 40 años este cuadro de Zurbarán estuvo extraviado hasta que un empresario de origen español dio con él en Alemania. De regreso a España, ha estado a la vista del público recientemente en Almería y en Murcia.
3/10

Santuario de Santa Casilda

Está situado en Briviesca y fue levantado entre los siglos XI y XV debido a la fama de santidad de Casilda, la hija del rey moro que se convirtió. Hoy son cientos los peregrinos que se acercan semanalmente a pedirle favores de todo tipo.
4/10

Techos del interior

Son de un colorido excepcional. Fueron pintados en el siglo XVIII y evocan motivos celestes así como hechos atribuidos a Santa Casilda.
5/10

Azul celeste y oro en los techos

El estilo de esta parte del santuario es barroco tardío, próximo al rococó.
6/10

El santuario

Muy cerca del santuario se encuentra la gruta donde vivió Santa Casilda, por renunciar al lujo de la corte de su padre en Toledo, pero también para asegurar su camino cristiando.
7/10

El interior del templo

El retablo es de Diego de Siloé, que entonces era escultor en la Catedral de Burgos.
8/10

Rosetón

9/10

Detalles barrocos

El interior del santuario está lleno de detalles que requieren una mirada atenta por parte del visitante.
10/10

Días de fiesta

Cada domingo se celebra misa en el santuario. Además, hay frecuentes visitas en el mes de mayo y en agosto.