5 / 12
San Ignacio dejó la vestidura de caballero
Esta imagen se encuentra en el atrio de entrada a la basílica. Recuerda a san Ignacio de Loyola peregrino a Montserrat. Aquí el santo, al convertirse, se despojó de sus vestituras de caballero y se las dio a un pobre. Esto ocasionaría que al pobre le acusaran de robo (por este incidente está certificada esta acción en la biografía del santo). San Ignacio, desde ese momento, irá a pie y pedirá limosna como pobre. En la Autobiografía, el santo explica que al conocer lo que había ocurrido con aquel pobre, se apresuró a desmentir las acusaciones y lloró de compasión, cosa que pudo hacer después de haber recibido él mismo el perdón de Dios por sus pecados.
+

© abadiamontserrat.cat