1/6
La Madre Francisca Rubatto. Beata. Si bien esta religiosa capuchina nació en Italia en 1844, tuvo una destacada actuación en Uruguay. Fundadora y superiora de la Congregación de las Hermanas Capuchinas, esta mujer fue beatificada por Juan Pablo II el 10 de octubre de 1993. El 22 de febrero de 2020 se dio a conocer que será canonizada, por lo que podría ser considerada la primera santa del Uruguay.
2/6
Dolores y Consuelo Aguiar Mella. Beatas, dos hermanas laicas uruguayas asesinadas en 1936 durante la Guerra Civil Española.
3/6
Estas mujeres fueron declaradas mártires el 28 de junio de 1999 y beatificadas, por Juan Pablo II ,el 11 de marzo 2001.
4/6
El joven laico Walter Chango. Siervo de Dios. La declaración “Nihil obstat” llegó el 3 de noviembre de 2001.
5/6
Rubén Isidoro Alonso (el padre Cacho). Siervo de Dios. Nacido en el año 1929, este sacerdote salesiano ha dedicado su vida a los más vulnerables de las periferias de Montevideo y trabajando mano a mano junto a los clasificadores de residuos. En febrero de 2017 se informó que ha sido declarado siervo de Dios.
6/6
Monseñor Jacinto Vera. Venerable. Nacido en 1813 el medio del océano Atlántico en pleno viaje desde Canarias a Uruguay, fue el Primer obispo uruguayo y declarado venerable el 6 de mayo de 2015 por el Papa Francisco.