1/8

El mejor de la pareja es quien perdona más. Porque perdonar es un acto de amor y muestra cómo somos verdaderamente por dentro. ¿Te animas a ser el mejor en tu matrimonio?

2/8

Ser el mejor significa ser mejor persona, ser la mejor versión de ti mismo y por eso reconoces vuestras limitaciones, las tuyas y las de él (o ella).

3/8

Ser el mejor en tu matrimonio es ser realista: saber que me he comprometido con alguien y que voy a ayudarle a ser mejor como la otra persona me ayudará a mí. En el camino nos haremos mejores si nos perdonamos.

4/8

El perdón es como el cemento: nada une más en la pareja que saberse amado y perdonado.

5/8

También ser mejor es darse cuenta de que, por encima de cosas que me han ofendido, quiero vivir mi vida con la otra persona.

6/8

Perdonar abre de nuevo el amor a todos los caminos para conocerse y para tener confianza: cuando perdonas una mentira, por ejemplo, haces que la otra persona compruebe que nunca pasa nada si uno es sincero.

7/8

Perdonar es un acto de amor superior. Es un gran acto de generosidad. No esperes a que el otro dé el primer paso. Si perdonas, haces que a la otra persona le resulte más fácil perdonarte cuando sea necesario.

8/8

La experiencia del perdón es una experiencia de amor. Para el que perdona y para el que es perdonado. Tu matrimonio (o tu noviazgo) crece con cada acto de perdón.