Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

1/12

Notre-Dame en silencio

Unas horas antes del comienzo de la misa, la primera celebrada dentro de Notre-Dame desde el incendio, la catedral está en silencio. Unos momentos antes de que las oraciones y las canciones vuelvan a resonar en la catedral, recordando así su primera vocación.
2/12

El arzobispo entra de nuevo en Notre-Dame

Poco antes de las 6 pm, el obispo Michel Aupetit, arzobispo de París, entra a la catedral para celebrar la primera misa desde el trágico incendio del 15 de abril. "Sentí una gran emoción cuando regresé a Notre Dame", dijo después de la celebración.
3/12

Todos con protección

Por razones de seguridad, el Arzobispo, así como todos los invitados a esta Misa excepcional, tuvieron que usar un casco de seguridad durante la celebración.
4/12

Afortunados

Una treintena de personas tuvieron la oportunidad de asistir a esta misa que celebra la dedicación de la consagración del altar de Notre Dame. Entre los agraciados, trabajadores de la construcción, voluntarios de la diócesis y también personas en situaciones frágiles como Josiane, a la izquierda, miembro de la asociación "A los cautivos, liberación". Todos sintieron, en este momento, que vivieron un fuerte momento espiritual en la historia de la catedral.
5/12

Procesión

Al comienzo de la celebración, el arzobispo, rodeado por dos vicarios generales, Mons. Pascal Gollnisch y Mons. Philippe Marsset, se dirigen hacia la capilla principal de la catedral dedicada a la Virgen, donde tendrá lugar la misa.
6/12

Está viva

El obispo Aupetit confesó desde el comienzo de la celebración su felicidad de poder celebrar la Eucaristía en esta catedral, signo de sus raíces cristianas. "La catedral todavía está viva porque aún celebra la Eucaristía", dijo.
7/12

Signo de esperanza

Fuerte signo de la catedral, la gran cruz dorada que resistió el fuego. De pie entre los escombros, sigue siendo sorprendentemente brillante, un símbolo de esperanza.
8/12

Silencio












En un silencio religioso, el obispo Michel Aupetit se prepara para consagrar el pan y el vino.



9/12

Ofertorio

El arzobispo de París invita a la asamblea a orar juntos para dar la bienvenida al sacrificio de toda la Iglesia. "Te rogamos que te transformes en una ofrenda que te complace", dijo.
10/12

Sin casco

En el momento de la consagración, el obispo Aupetit es el único que se quita el casco. Un gesto fuerte que recuerda la importancia de la celebración eucarística.
11/12

Salve Regina

Alrededor de las 19h, termina la misa. Durante la canción final, la congregación canta el Salve Regina.
12/12

De nuevo, silencio

Conforme toda la asamblea acaba de salir al final de la misa, la catedral vuelve a su silencio. Un silencio inusual, como dijo el obispo Ribadeau-Dumas, portavoz de la Conferencia de Obispos en Francia, en la catedral que solía recibir a miles de peregrinos todos los días.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.