1/9

Giorgio Armani

El fundador de la famosa casa de moda italiana ha donado más de 2 millones de dólares durante la crisis y también ha abierto su línea de producción para producir las muy necesitadas prendas protectoras de un solo uso para profesionales médicos.
2/9

RVs 4 MDs

En Estados Unidos se creó un grupo en Facebook para facilitar a personal hospitalario caravanas que no estén en uso para que pueda terminar su turno y descansar al mismo tiempo que mantiene a sus seres queridos a salvo. El grupo empezó cuando la esposa de un médico, Emily Phillips, publicó una petición de una caravana vacía donde pudiera quedarse su marido después de trabajar. Esta solicitud vino seguida rápidamente de una muy generosa oferta y, en sólo una semana, ya se establecían fructíferos contactos por todo el país.
3/9

LVMH

El grupo de lujo que incluye entre sus marcas a Louis Vuitton, Dior y el champagne Moët Hennessy, ha dado la vuelta a toda su producción de perfume para producir geles hidroalcohólicos para las autoridades sanitarias en Francia de forma gratuita.
4/9

The Benetton Family

La empresa de ropa donó más de 3 millones de dólares a hospitales en Italia y se aseguró de cerrar de inmediato todas sus tiendas en cuanto entró en vigor el confinamiento.
5/9

Arrendadores generosos

Han surgido historias por todo el mundo de caseros que ofrecían cancelar la renta de sus arrendatarios durante estos tiempos difíciles, como Mario Alerno, que atribuyó a su fe católica la decisión de condonar la renta de sus arrendatarios en su bloque de 18 apartamentos en Brooklyn, Nueva York. Sabiendo lo difícil que es mantenerse al día con los pagos de la vivienda, estos caseros compasivos están asumiendo un enorme impacto económico para garantizar que sus arrendatarios tengan un lugar donde dormir.
6/9

James Dyson

Cuando el primer ministro británico solicitó su ayuda, el inventor y fabricante conocido por sus aspiradoras sin bolsa y sus secadores de pelo de alta tecnología se las ingenió para diseñar un nuevo respirador en sólo 10 días. Es más, el diseño es rápido de producir y cumple con las exigencias específicas de la COVID-19. Dyson anunció que donaría 5.000 unidades para su uso global. En Estados Unidos, el grupo Ford también está ocupado intentando prestar sus conocimientos para crear maquinaria médica que se necesita con urgencia.
7/9

Michael Rubin

Por todo el mundo, varios clubes deportivos han dado un paso al frente para echar una mano. En Nueva York, Pensilvania y Nueva Jersey, las camisetas de la liga de béisbol se convirtieron en un millón de mascarillas y batas para equipos médicos. Inspirados por Michael Rubin, cuya empresa Fanatics produce camisetas de equipos de béisbol, médicos y enfermeras llevarán las características rayas de las equipaciones en sus máscaras durante su lucha contra la enfermedad.
8/9

Ed Kinnaly, director de Bauer

El fabricante de equipamiento de hockey ha pasado de crear protecciones para jugadores a crear pantallas protectoras para profesionales médicos en su lucha por salvar vidas. En Canadá produjeron 100.000 unidades y la empresa está trabajando duro para intentar hacer llegar estas pantallas especialmente diseñadas para quienes las necesiten en Estados Unidos.
9/9

Jack Dorsey, director de Twitter

El cofundador de Twitter es uno de los muchos directores ejecutivos ricos que donan a la causa. Dorsey publicó hace poco que, de hecho, donaría mil millones de dólares para ayudar en la crisis, lo cual supone el 28 % de su fortuna personal. El dinero se empleará después de la pandemia en salud para niñas, educación y un salario básico universal. Este ejecutivo de 43 años quiere completa transparencia en su donativo, así que ha creado un archivo público en línea donde la gente puede comprobar en qué se está invirtiendo el dinero.