1/10

En nombre del Dios Trino, Creador, Redentor y Sustentador de la Tierra y todas sus criaturas:

"¡Alabada sea la Santísima Trinidad! Dios es sonido y vida, Creador del
Universo, Fuente de toda vida, a quien los ángeles cantan; Luz
maravillosa de todos los misterios conocidos o desconocidos para la
humanidad, y la vida que vive en todo".

(Hildegarda de Bingen, siglo XIII)
2/10

Nos reunimos en la imagen del Creador

que es una comunidad de amor.
3/10

Nos reunimos en nombre del Redentor

que reconcilia toda la creación.
4/10

Nos reunimos en presencia de la Fuente de la Vida

que inspira nueva vida y renueva todas las cosas.
5/10

Te alabamos Dios, por la Tierra que alberga la vida

En tu sabiduría diste un sábado para que la tierra descanse. Pero en estos días nuestra vida empuja al planeta más allá de sus límites. No hemos permitido que la Tierra celebre un Sabbath, y ahora está luchando por renovarse.
6/10

Líbranos del miedo y la desconfianza

Libéranos para imaginar una vida reconciliada con la Tierra y todas las criaturas, a través de la Buena Nueva de Jesucristo, en cuyo nombre rezamos.
7/10

¡Gracias!

Por la Madre Tierra en la que está arraigada toda la vida, por el Hermano Sol, cuya energía irradia vida, por la Hermana Agua, que nos nutre y nos revive, y por las co-criaturas con quienes vivimos, y para quienes debemos cultivar y mantener este jardín. Ilumina nuestros corazones y permanece con Tu mundo.
8/10

En la pandemia mundial de COVID-19

Escucha nuestros gritos de compasión y sana nuestro mundo y a todas las criaturas. Infunde en nuestros corazones una imaginación santa, para que nos levantemos, liberados de las demandas de producir y consumir para imaginar una forma de vida justa y sostenible, donde todos tengamos suficiente, y todos podamos ser restaurados.
9/10

Durante este Tiempo de la Creación

Danos el valor de celebrar un Sabbath para nuestro planeta. Fortalécenos con la fe para confiar en tu providencia. Inspíranos con la creatividad para compartir lo que se nos ha dado. Enséñanos a estar satisfechos con lo necesario. Y mientras proclamamos un Jubileo para la Tierra, envía tu Espíritu Santo para renovar la faz de la tierra.
10/10

Amén.