¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

1/8

Mosaico de la Virgen María, Santa Sofía, Estambul, Turquía.

La iglesia de Santa Sofía se construyó en el siglo VI por iniciativa del emperador Justiniano. Sus decoraciones son un ejemplo típico del papel que desempeñaban los mosaicos en el arte cristiano temprano. Con su reluciente belleza, los mosaicos servían como ventanas de acceso al mundo espiritual. Este mosaico representa a la Virgen María sosteniendo al Niño Jesús en su regazo. Está flanqueada por emperador Justiniano, a su derecha, sosteniendo un modelo de Hagia Sophia, y por el emperador Constantino I, a su izquierda, sosteniendo un modelo de la ciudad de Estambul.


2/8

Cristo Pantocrátor, Santa Sofía, Estambul, Turquía

Otro mosaico del siglo XII de Hagia Sophia en Estambul. Aquí, Cristo es representado como el pantokrátōr, literalmente “todopoderoso”, un concepto teológico típico del cristianismo oriental.


3/8

Mosaico de ábside, basílica de Santa Pudenciana, Roma

Los mosaicos de pared y techo eran comunes en las basílicas de finales del siglo IV, como Santa Pudenciana en Roma, considerada el lugar más antiguo de culto cristiano en Roma. El mosaico creado para decorar su ábside representa a Cristo rodeado de los apóstoles.


4/8

Cúpula del Génesis, San Marcos, Venecia, Italia

La iglesia de San Marcos en Venecia es una de las basílicas más icónicas de Italia. Son 8.000 metros cuadrados de muros, bóvedas y la cúpula cubiertos de mosaico. Los mosaicos de San Marcos representan historias de la Biblia y sucesos clave en la vida de Cristo, la Virgen María, san Marcos y otros santos. Este sorprendente mosaico dorado y azul representa la Creación del Mundo según el Génesis.


5/8

Virgen María, Catedral de Cefalú, Palermo, Sicilia

La catedral de Cefalú en la epónima ciudad de Cefalú, Sicilia, es Patrimonio mundial de la UNESCO y hogar de algunos de los mosaicos más deslumbrantes del arte bizantino. Este mosaico de oro oscuro del siglo XII representa a la Virgen María rodeada de los cuatro arcángeles, de izquierda a derecha: san Rafael, san Miguel, san Gabriel y san Uriel.


 


6/8

Cristo Pantocrátor, Capilla Palatina, Sicilia

Este brillante mosaico de oro que adorna una cúpula de la capilla Palatina de Palermo, dentro del antiguo Palacio Real, fue encargado por el rey normando Roger II de Sicilia en 1131 para celebrar la reconquista de Sicilia contra el dominio árabe.


7/8

Justiniano, Basílica de San Vital, Rávena, Italia

Hacia el final del Imperio romano, la capital de la parte occidental del Imperio fue trasladada de Roma a Rávena, en el norte de Italia. Por eso, la ciudad cuenta con una de las colecciones de arte bizantino más importantes del Mediterráneo. Este mosaico, que representa al emperador Justiniano I dentro de la basílica de San Vital de Rávena y fue creado para celebrar su victoria contra los godos, es un testimonio de la conexión entre el poder religioso y el político durante los últimos días del Imperio romano.


8/8

Teodora, Basílica de San Vitale, Ravenna, Italia

La emperatriz de Justiniano, Teodora, también recibe un retrato en la Basílica de San Vitale. Aparece con un vaso para vino eucarístico, y su cabeza enjoyada está rodeada por un halo. El fondo del retrato de Teodora es más complejo que el de su esposo, con detalles arquitectónicos y ricos colgantes.


Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.