1/12

Algunos exvotos que dejan las madres en agradecimiento por la protección de san Ramón Nonato en el momento del parto.

2/12

La fachada del monasterio es barroca.

Son destacables las columnas salomónicas y el escudo mercedario.
3/12

La vidriera representa el martirio de san Ramón: los musulmanes le pusieron un candado en la boca para que no evangelizara.

San Ramón había ido a Argel a redimir cautivos pero quedó preso por falta de dinero para recuperar a los prisioneros cristianos. Fue encarcelado y sufrió graves tormentos, entre ellos el de la cadena con candado atado a la boca, que solo le abrían para darle comida. Con todo, el santo sobrevivió a esta situación.
4/12

Otra vidriera representa el momento previo a la muerte de san Ramón Nonato.

No había sacerdote que pudiera administrarle el viático, pero Jesús mismo se le apareció para dárselo.
5/12

Nave central del santuario, de estilo barroco.

6/12

Capilla del Santísimo.

7/12

Claustro neoclásico.

Tiene 28 columnas y en las paredes hay copias de cuadros célebres (dos de ellos de Zurbarán) representando escenas de la historia mercedaria.
8/12

El monasterio de San Ramón, en su entorno.

Se encuentra en el municipio de Sant Ramón (Lleida), en la comarca de La Segarra. Por su estructura arquitectónica se le ha llamado "El Escorial de la Segarra".
9/12

La imagen de san Ramón Nonato , en el centro del retablo.

10/12

Imagen de la Virgen de la Merced, situada junto al retablo.

11/12

Las 30 vasijas representan a los municipios de los que San Ramón es parroquia.

Cada vasija porta una vela que se enciende en los actos litúrgicos.
12/12

Detalle del mantel del altar en una capilla lateral, con el saludo "AVE" a la Virgen y el escudo con la "M" de María.