6 / 10
Ceder el sitio a los necesitados
A menudo hay quienes se quejan de que los niños (¡y también los adultos!) no ofrezcan inmediatamente sus asientos a los ancianos o a otras personas que pudieran necesitarlos. Insistan a sus hijos para que cedan su asiento cuando sea necesario y den con el ejemplo. Una idea que hay que estampar en los niños es que tienen que estar atentos a otras personas cuando estén en un espacio público, y no solo enterrar sus caras en sus móviles, libros o simplemente mirando por una ventana distraídamente.
+

© Shutterstock/dsy88