4 / 11
Jim: "Yo solía enseñar en el sur del Bronx. Una de las personas del encuentro de los Focolares me dijo: "Sólo ama al niño que tienes delante", y eso lo cambió todo, así, manteniéndolo simple. Pero entendí que podía hacerlo de una manera que fuera beneficiosa para ellos y para mí".  
+

© Jeffrey Bruno