8 / 12
EL SEÑOR AMA A LOS CORAZONES FELICES, LAS ALMAS SIEMPRE SONRIENTES.
Santa Teresa de Ávila (1515-1582)  
+

© Shutterstock