1/12

El Puente de Arco Cojo, que cruza el río Llobregat.

2/12

Gaudí hizo los Jardines de Can Artigas en agradecimiento por la hospitalidad de su propietario, un industrial catalán.

3/12

El puente de piedra se integra en el entorno.

4/12

Imagen femenina a la entrada del puente de los arcos.

5/12

Puente de los arcos.

6/12

Gaudí trabajó con libertad en el diseño de estos jardines.

7/12

Al final, el águila que representa a San Juan Evangelista.

8/12

La glorieta es un punto alto que sirve de mirador.

9/12

Las vistas son espectaculares.

10/12

Fuente del Toro, que también representa a un Evangelista.

11/12

Los jardines subrayan las posibilidades de trabajo de la piedra seca y de los elementos del entorno.

12/12

Los jardines pueden resultar una excelente excursión familiar a menos de dos horas de Barcelona.