2 / 10
Miguel Ángel, La serpiente de bronce, 1508-1512, Museos Vaticanos, capilla Sixtina © The York Project. La serpiente: “La serpiente era el más astuto de todos los animales del campo que el Señor Dios había hecho” (Gn 3,1). Animal malvado asociado a la atentación, la serpiente es maldita y condenada desde el Génesis: “Te arrastrarás sobre tu vientre, y comerás polvo todos los días de tu vida” (Gn 3,14). La serpiente aparece de nuevo en el libro del Éxodo durante la transformación del cayado de Moisés y en el libro de Números con el episodio de la serpiente de bronce. En el Nuevo Testamento, Cristo es comparado a la serpiente de Moisés (Juan 3,14): “De la misma manera que Moisés levantó en alto la serpiente en el desierto, también es necesario que el Hijo del hombre sea levantado en alto, para que todos los que creen en él tengan Vida eterna”.
+

© The Yorck Project