1/9

No idolatrar el trabajo

Reflexiona cuáles son tus prioridades en la vida, si antepones el trabajo a tu familia y a Dios.
2/9

No criticar al compañero

Tal vez trabajes con alguien mezquino, grosero, deshonesto, imprudente... Puede ser una persona que altere mucho tu vida laboral. Aún así intenta no criticarle y enrarecer el equipo con tus apreciaciones sobre esa persona. Evita la crítica y, si es posible, intenta de alguna manera comprenderle, empatizar con él. Haz un esfuerzo y sobretodo ten paciencia.
3/9

Respetar al jefe

No hables mal de él o ella. Ejecuta lo que te pide (siempre que no contradiga tus valores). Si no estás de acuerdo con una idea, iniciativa, política o propuesta, habla con él abiertamente y con respeto.
4/9

Descansar los domingos

Si es posible, no trabajes el domingo y, si trabajas, organízate y reserva un tiempo para ir a misa.
5/9

No blasfemar

Puede que tus colegas de trabajo blasfemen para expresar una sorpresa o disgusto. No sigas este mal ejemplo.
6/9

Diferenciar la vida personal y profesional

Se trata de conocer los límites de la relación, sobre todo cuando tratamos con algún compañero del sexo opuesto y alguno de los dos está casado. Son muchas las horas que pasamos junto a esa persona y es importante distinguir qué aspectos de nuestra vida debe quedarse en la intimidad familiar o matrimonial.
7/9

No robar

No abusar de los recursos materiales de la empresa: no llevarse a casa material de oficina, por ejemplo.
8/9

No mentir

Cuando cometas un error, asume tu responsabilidad. No culpes a otros de un fallo tuyo. También es importante no mentir y transmitir información que sabes que es falsa
9/9

No envidiar

Alégrate primero por tener un trabajo y acepta a continuación con profesionalidad tu puesto actual. Aspirar a subir de categoría no es nada malo. Hazlo con honestidad y lucha por ser cada día mejor en tu trabajo. Si ves que promocionan a un compañero, alégrate por él y aprende de sus virtudes para mejorar tú también como persona.