3 / 5
Hay que estar despierto desde la primera jugada
El ajedrez obliga a no distraerse ni un segundo. No puedes pensar "vamos comenzando y ya dentro de un rato me pondré a pensar". Hay que concentrarse ya cuando empieza la partida, si no antes. De hecho, en ajedrez existen trucos de apertura para imponerse inmediatamente. Cuando tienes poca experiencia, te da la sensación de que te acaban de vapulear, porque a ti no te ha dado tiempo ni de mirar el tablero con calma. Así que lección aprendida: la próxima vez, alerta máxima desde el minuto cero.
+

© Peter Miller-(CC BY-NC-ND 2.0)