2 / 5
Tener paciencia con el otro
Cuando has visto una jugada que te permitirá matar una pieza del otro, te entra el ansia por llevarla a cabo ya. Quieres mover el alfil y acabar con ese caballo que ha quedado al descubierto, por ejemplo. Pero no, hay que ser paciente y esperar tu turno. La paciencia es un valor que nos hace más fuertes porque exige resistir a la pulsión, a ese pronto que nos ha entrado. Pero es cierto que las virtudes se ayudan unas a otras. Si te haces más paciente, serás más fuerte y tu mente estará más preparada para reflexionar y tomar decisiones acertadas. Así que practicar la espera es algo muy positivo.
+

© schaakbond-(CC BY 2.0)